LA MUJER NARIGUDA ES UNA BELLEZA EXTRAORDINARIA

Imagen
Me gustan las mujeres maduras desde siempre, y esta semana he descubierto que además me chiflan si tienen la nariz grande. Todos los días por la mañana, subo al tren para ir al trabajo. En el mismo vagón que voy yo, suele entrar una mujer madura (de 45 años aproximadamente), (muy guapa para mi gusto) y tiene una nariz muy grande. Lejos de ser su nariz algo espeluznante, en verdad le queda bien, muy pero que muy bien. Diría que es hasta sexy, elegante, e imponente. ¡La mujer más guapa del vagón! Me di cuenta, esta semana, de algo muy curioso, y es que pensando 🤔 en su esbelta nariz, empecé a recordar a otras mujeres maduras que me gustaban de antes. De mucho antes, desde que era yo un adolescente por lo menos, y resulta, que muchas de las anteriores mujeres, que también me gustaban, tenían nariz grande. ¡Caramba! Entonces recordé que yo mismo solía decir que me gustaban las de aquí, las vascas, y es que era por eso. Claro, las latinas, africanas o asiáticas, ninguna de esas extranjeras

PÁJARAS SIN ALAS - LA MONOGAMIA TE OPRIME




Conoces la canción que dice así en euskera; "Hegoak ebaki banizkio neria izango zen, ez zuen aldegingo. Baina horrela, ez zen gehiago txoria izango, eta nik, txoria nuen maite".

Lo que realmente quiere decir es, que aprendamos a amar sin amarrar. Que amar de verdad a alguien es cuando la amas tal y como es, y si la deseas de verdad, la amarás sin cortarle las alas, respetando su libertad. Lo controversial de mi opinión está en cuanto le das más vueltas al asunto y digo que me refiero a la NO monogamia. Cuando en realidad estoy hablando de lo perjudicial que es la monogamia y de que, en esta mítica canción vasca, que es casi como un himno para toda Euskal Herria, hallo en su mensaje fácil de descifrar, una connotación anti monógama. Cuando la conexión del concepto dentro del mensaje incluso llega a ser meramente evidente, plantearse una postura a favor o en contra de dicha idea termina siendo odiosa para todos los abertzales tradicionales. Pues podrán haber estado toda su vida cantando esta canción como algo incluso patriótico, al cuál le concibieron una relación con la política independentista, donde el pájaro sería quien representase nuestro bonito país vasco, que simplemente quiere ser libre, y cantásemos a favor de su liberación. A su vez, dentro de este grupo de personas orgullosas por la patria vasca, cabrían una importante cantidad de señores y mujeres tradicionales, conservadores, anticuados, retrógrados y acomplejados reprimidos cabezotas, que defenderían con un puño golpeando como una dura roca en sus estómagos irreciclables, la fidelidad y perpetuidad de la religiosa monogamia. Llegados a este punto, yo me parto y me mondo. Me troncho de la risa. 

La monogamia no sólo hace que disminuyan las probabilidades de ligar. Cuantas más parejas monógamas, menos sujetos dispuestos en la galería. Sino que, además, hace que la mentalidad que se apruebe socialmente sea la de la fidelidad absoluta al marido. Un enorme miedo imperial a ser considerada fulana por ser infiel, que predomina en esta sociedad. Un terrible temor a la desaprobación de los demás, que lleva a la decisión propia de cada mujer, de reprimir hasta el último ápice de sentimiento amoroso o deseo jocoso, hacia otro hombre que no sea el adjudicado. Dudas e inseguridades en la toma de decisiones a la hora de elegir el "sí" en cualquier ofrecimiento por parte de un varón. Ya que dicha decisión en una sociedad monógama es la que te impregna la vida para siempre. Con la monogamia el elegir solamente a uno, se convierte en una apuesta tan vertiginosa, que hará de los niveles de tu adrenalina, un dragón atravesando la montaña rusa con fuegos artificiales. ¡Te juegas la vida! Es todo o nada. Con todos los riesgos que supone ello. El desahogar todos tus sentimientos amorosos sobre una persona humana. Reprimirse del resto del mundo, y verter todas tus tensiones sexuales sobre una sola persona y que lo aguante. No me extraña que tengan discusiones, la violencia es el otro medio por el cuál salen disparadas las tensiones de forma impulsiva. Por lo tanto, la monogamia es peligrosa. 

Lo que más pena me da, es que todos esos pájaros sin alas reprimen sus necesidades delante de la demás gente, y lo reprimen con tal fuerza, que terminan odiando a quien se ofrecía para liberar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA VERDAD SUENA A MACHISTA de INHAR GOIENETXEA CERECEDA

LIBRO DE SOCIOLOGÍA: SOBRE ESQUIZOFRENIA COLECTIVA